Emociones, nervios a flor de piel, miradas cómplices y de inquietud, ese vestido de ensueño, el precioso ramo nupcial, ..., cientos de momentos esperando a ser capturados para siempre. Existen muchas maneras diferentes de contar una historia de amor pero, bajo mi punto de vista, sólo hay una forma de que esa exposición sea incomparable a las demás, esa exposición que sea el fiel reflejo de lo que está sucediendo en ese preciso momento y transmita toda la energía y la magia que envuelve a los novios en el día más importante de sus vidas. 

 

Facebook share
online portfolio